Este proyecto de fotografía publicitaria lo realizamos en el local de Barbería llamado Los Clásicos Barbershop en una de sus sedes ubicada en el barrio Conquistadores de la ciudad de Medellín. Los clásicos, es un local que frecuento por la calidad de sus servicios y llamó mi atención por ser un espacio interesante que mantiene la vibra de las barberías vintage con los aires modernos de los jóvenes que trabajan y dirigen el lugar.

Danny el dueño de la Barbería Los Clásicos Barbershop

photoshoot Barbería

Andrés, uno de los barberos de Los Clásicos Barbershop

Para la realización de estas fotografías nos contactamos con Danny, el dueño de la barbería. Su mamá, que lo acompañó en la reunión, nos escuchó como planeábamos la sesión y aprovechó una pausa para contarnos que le había gustado mucho una foto que habían subido hace poco al perfil de instagram. Por casualidades de la vida, dicha foto la había hecho con mi antiguo teléfono Samsung Galaxy S3 mientras esperaba un turno para mi corte de cabello (¡qué casualidad!).

Esta simple fotografía nos sirvió como carta de entrada, por lo que se interesaron en el proyecto y pusieron a disposición uno de sus locales para realizar la sesión de fotografía comercial.

Esta fue la foto que hice con mi teléfono

Photoshoot barbería los clasicos

Don Jaime, uno de los barberos de Los Clásicos Barbershop

La Barbería cuenta ya con varios locales en la ciudad. Al principio acordamos que íbamos a hacer las fotografías en la sede principal que está localizada en el barrio Laureles, pero tuvimos que cambiarnos de locación. Nos cambiamos entonces para el local que está en el barrio Conquistadores, cerca de Parques del Río. 

A manera de consejo: tenemos que estar preparados para cualquier eventualidad y solucionar los problemas que se nos presentan.

Freddy, uno de los barberos de Los Clásicos Barbershop

Contamos con un grupo de cuatro barberos: Danny, Freddy, Andrés y don Jaime, los cuales fueron nuestros modelos. Durante toda la sesión de fotos se sintió un aire de pura camaradería, buenas amistades y lo más importante: La familia.

Danny y su madre posando para una fotografía de retrato.

Para esta sesión usamos una cabeza de flash y un octabox de 120 centímetros y una cámara Nikon D800E. Aprovechamos el espacio de la barbería que nos pareció muy bonito y acorde al concepto que buscamos desde un principio.

Fue una excelente tarde de fotografías y un gran equipo.

Fotografías realizadas por: Juan Suárez y Yonathan García Aguirre

Make up: Geny Ortega

Agradecimientos: Sara Escobar Ochoa.

Gracias por leer.

Si tienes un comentario, no dudes en escribir. En la pestaña blog también tengo más historias como esta.