Es una buena idea trabajar en proyectos personales que nos reten como fotógrafos. Dichos retos nos permiten experimentar libremente sin la necesidad de arriesgar el resultado de un cliente -lo cual es bueno porque no quieres meter la pata frente a uno, significaría perderlo- así que podemos ensayar varias ideas hasta lograr lo deseado o volvernos locos con muchos esquemas de luces. A veces se obtienen excelentes resultados y otras veces no tanto, pero lo importante en esta profesión es practicar, practicar y practicar.

La disciplina trae sus recompensas, gracias a esto obtendremos un portafolio diverso que nos ayuda llegar a nuevos clientes, estaremos mejor preparados en cuanto a la iluminación y daremos soluciones rápidas ante cualquier problema que pueda surgir en las sesiones de fotografía, pero lo más importante es que a nuestros futuros clientes les generará el interés suficiente que luego se podrá convertir en próximos trabajos.

Para esta sesión de práctica me uní con Yonathan García Aguirre, la artista del maquillaje Geny Ortega y la modelo Stephania González. Planeamos una serie de retratos tomando como referencia lo aprendido en la Academia de Fotografía Fotodesign y buscando referentes en internet. Nos instalamos en la casa de Yonathan y Geny, y demostramos que con pocos recursos pueden salir excelentes resultados.

En esta sesión usamos lo siguiente:

  • Dos cabezas de flash, una atada a un Octabox de 120 cms y otra a un beautydish; todas con difusores para lograr luces suaves.
  • Dos láminas de poliestireno expandido pintadas de negro para generar contraste a los lados de la modelo.
  • Por medio de Theter Pro trabajamos conectados a la MacBook Pro que nos sirve para ver las fotografías y corregir al instante iluminación y poses.

Este es el resultado:

Fue un día entretenido y con unas buenas fotografías para nuestro portafolio.

Fotografías realizadas por: Juan Suárez y Yonathan García Aguirre

Make up: Geny Ortega

Modelo: Stephania González

Gracias por leer.