Me gradué de la Universidad de Medellín como Comunicador en Lenguajes Audiovisuales en el año 2015. Mientras asistís a las clases y descubría mi pasión por la fotografía, me dejaba sorprender con los temas que enseñaban los profesores de diferentes materias.

Se me ocurrió entonces una idea, ¿Cómo agradecer? Sí, como agradecerle por lo menos a un profesor por lo aprendido y las cosas que uno descubre gracias a sus enseñanzas y por mostrarte una forma diferente de ver el mundo.

 Óscar Jairo posando para una fotografía de retrato

Óscar Jairo fue mi profesor de Literatura contemporánea. En esta materia descubrimos diferentes épocas que nos servían para comprender movimientos artísticos, vanguardias, películas y libros. Su método de enseñanza me ayudó a entender y a captar de una manera diferente los temas que iba aprendiendo tanto en la materia que dicta como en las demás de la carrera universitaria. Le estoy eternamente agradecido por todo y porque luego de graduarme, la relación profesor-alumno evolucionó a una gran amistad.

Retrato de Óscar con su libro favorito

La manera de agradecerle a Oscar, mi profesor, es con algo que me apasiona y que ahora es a lo que me dedico en la vida: La fotografía comercial y de retrato.

En mi trabajo como fotógrafo siempre estoy buscando inspiraciones para influenciarme, para esta sesión me basé en el trabajo de uno de mis fotógrafos favoritos: León Ruíz. Él tiene una serie de fotografías en las que muestra diferentes trabajos que muchas personas realizan en la ciudad de Medellín, me pareció un referente importante pues era algo simple: una cámara, una fuente de luz y un modelo.

Con esta serie de retratos le agradezco a mi amigo todo lo que aprendí y sigo aprendiendo. También nos alcanzó el tiempo para hacerle unas fotografías a su esposa y a su nieta María.

Retrato de Óscar y su nieta

María posando para una fotografía de retrato

María posando para una fotografía de retrato

Ángela, la esposa de Óscar, y María

Ángela, María y Óscar posando para una fotografía de retrato

Gracias por leer.